MAYRA ARACELY REINA
EMBAJADA DE HONDURAS EN ROMA
Via Giambattista Vico 40
00196 Roma

Objeto: El Tribunal Permanente de los pueblos repudia y condena el asesinato de Bertha Cáceres

Honorable Embajadora:

El Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP), con sede en Roma, heredero del Tribunal Russell II sobre la dictadura en América Latina (1971-1976), condena el asesinato de la ecologista y defensora de los derechos humanos Bertha Cáceres, quien participó como testigo en su Sesión sobre La Unión europea y las empresas transnacionales en América Latina: políticas, instrumentos y actores cómplices de las violaciones de los derechos de los pueblos, que se concluyó en Madrid en el mes de mayo de 2010.
Por su lucha para evitar la construcción de la represa hidroeléctrica de Agua Zarca, proyecto iniciado sin realizar la consulta del pueblo lenca, Bertha Cáceres recibió el año pasado el premio Goldman, conocido como el Nobel del medio ambiente. Las empresas responsables de la obra eran la hondureña DESA (Desarrollos Energéticos SA) y la mayor constructora de centrales hidroeléctricas del mundo, la multinacional china Sinohydro, que contaban con la financiación del Banco Mundial. La fuerte oposición social encabezada por Bertha evitó la construcción de la obra que supondría la destrucción de un ecosistema sagrado para el pueblo lenca y el desplazamiento de cientos de personas.
El terrible asesinato de Bertha Cáceres, que se suma al de Jeanette Kawas, Carlos Luna López, Carlos Escaleras, Tomás García, María Santos Domínguez, Orlando Orellana, Orfilia Figueroa, Margarita Murillo, Héctor Orlando Martínez, Heraldo Zúñiga, Roger Iván Murillo y muchos otros y otras más, encuentra su explicación en el marco de los análisis contenidos el la Sentencia que el TPP emitió en ocasión de la Sesión de Madrid. En el texto, se reconstruye puntualmente el marco de permisividad, ilegalidad y impunidad que favorecen y protegen los intereses de las empresas transnacionales (ej. el conjunto de contratos, acuerdos comerciales y de inversión, así como por las decisiones de tribunales arbitrales), violando todos los derechos humanos reconocidos internacionalmente y afectado los proyectos de vidas, individuales y colectivos, de un sinnúmero de víctimas y pueblos a nivel mundial.
En su Sentencia el TPP denuncia la innegable responsabilidad de las políticas de las empresas y reconstruye las condiciones imprescindibles que favorecen la impunidad de graves violaciones de derechos humanos; el Tribunal constata, al mismo tiempo, que los gobiernos no cumplen con sus deberes de garantía de la vida de sus ciudadanos, y específicamente de las y los que luchan para los derechos fundamentales permanentemente violados.
Frente al innegable recrudecimiento de la violencia contra pueblos y defensores de los derechos humanos en el país que Usted representa, y frente a toda esta arquitectura de la impunidad de la que se aprovechan las empresas transnacionales, resulta indispensable que el Estado hondureño, los órganos internacionales de protección y la comunidad internacional en general, refuercen todas las acciones necesarias para garantizar el derecho a defender derechos humanos, y promuevan al mismo tiempo medidad para que el respeto de estos derechos sea vinculante para todas las actividades económicas que se realicen tanto en Honduras como en otras partes del mundo.
Mientras el TPP se identifica totalmente con cuanto exigido por numerosos organismos de derechos humanos en los últimos días, éste destaca como su específica competencia y deber – con la autoridad que le deriva de su experiencia y de la representatividad internacional de sus miembros – la necesidad de pedir, con la máxima urgencia, que el Gobierno de Honduras asuma toda la responsabilidad y adopte las medidas necesarias para no permitir o favorecer la impunidad. Si no fuera así, la impunidad sería una vez más expresión maximamente evidente de una voluntad criminal del Estado de Honduras.
Señora Embajadora, Usted conoce bien los mecanismos y las herramientas a actuar, que deben garantizar una independencia en la investigación y en el juicio, sea a nivel nacional que internacional. Por lo tanto, sumandose a las voces de los que están pidiendo verdad y justicia en diferentes partes del mundo, el TPP ofrece su competencia y manifiesta su disponibilidad para el alcance y logro de estos objectivos.
Atentamente,

Gianni Tognoni

Secretario general

""